Francisco Céspedes en Puerto Plata provoca un remolino de amor

Francisco Céspedes en Puerto Plata provoca un remolino de amor

  • 12 Agosto 2019 a las 1:00 pm

Con la complicidad del público que llenó el Centro de Convenciones de Blue Jack Tar, en Playa Dorada, Francisco Céspedes fue el protagonista de una noche espectacular en la que los asistentes disfrutaron su actuación en la que fue precedido de las actuaciones de Pablo García y Rose Mateo.

El artista que subió al escenario pasadas las 11:40 de la noche cantó por cerca de 2 horas sus éxitos más conocidos, entre anécdotas de novias relacionadas con los temas a interpretar bailó e hizo chistes, pero, sobre todo, dio lo mejor de si en cada uno de sus temas.

Céspedes cantó con entusiasmo temas como Que hago contigo, Todavía, Quédate hoy, boleros emblemáticos como Bésame Mucho, Solamente una vez de Agustín Lara, temas en inglés como I am a fool y You are so beautiful alcanzando sus mejores notas altas con Señora a veces la vida, propuso un falso final con uno de sus éxitos mas impactantes, Esta vida loca, para terminar de verdad con Vida, vida, ante el clamor de “otra, otra”, del soberano.

Aunque Céspedes subió al escenario evidentemente afectado por la gripe, a pesar de lo cual inicio su presentación cantando a capela y gracias a la experiencia que dan los anos, saco a su voz lo mejor que podía dar, incluidas las notas altas en los temas más demandantes de su repertorio.

Cuatro músicos cubanos encabezados por el maestro Jorge Pinedo, acompañaron la actuación de Céspedes entre ellos el pianista y cantautor Julio Barón, quien también interpretó uno de sus temas junto al artista que también compartió el escenario con Pablo García al interpretar Donde esta la vida.

El concierto que forma parte del programa anunciado por el Centro de Convenciones que se ha convertido en poco tiempo en uno de los principales escenarios, bajo techo de la zona se inicio a las 10 y 15 de la noche con la actuación de Pablo García que hizo galas de sus condiciones en bachatas y baladas, seguido de Rose Mateo que alcanzo sus mejores registros con Me Importas tú, La Mujer que a mi me gusta de Wason Brazoban, para cerrar con el mítico tema popularizado por Nino Bravo, Un beso y una flor.

En conjunto un formidable espectáculo que el público disfrutó hasta la 1:40 de la madrugada del domingo.

Compartir en: